Camuflajeymas

Historia del camuflaje

Así es como la madre naturaleza ha sido nuestra gran maestra.  

Un insecto hoja se descuelga de una rama y hecha a andar, no es fácil apreciarlo, utiliza una sutil estrategia de supervivencia, adoptando un aspecto parecido a las plantas cercanas, para no ser visto por los depredadores. Estamos en Alemania hace 47 millones de años. A día de hoy sus descendientes casi no han modificado su aspecto y siguen poblando el planeta.

El arte del camuflaje en animales y plantas se ha mantenido hasta nuestros días por lo eficaz que resulta.

Algunos difuminan las formas de su cuerpo, para mimetizarse en su entorno, otros a través de su piel, se estampan en la realidad, he incluso hay animales capaces de variar su vestuario para adaptarse a diferentes tonalidades. No solo por protegerse, hay especies que en sus técnicas de camuflaje pueden llegar a transmitir diferentes estados de animo, he incluso cortejar, como seria el caso de pulpos y sepias.

camuflaje en animales y plantas

Dejando a un lado este fascinante tema del que se pueden encontrar increíbles ejemplos, vamos a investigar como llego el camuflaje llego a la nuestras sociedad.

Tres personas llegaron a desempeñar un papel clave en la investigación del camuflaje.

Sir Edward Poulton zoólogo y biólogo evolutivo de los primeros seguidores del Darwinismo, escribió el primer libro sobre camuflaje en 1890 “Los colores de los animales”. Poulton creía que la mímica animal, era una prueba de la selección natural para el ocultamiento.

Abbott Thayer pintor estadounidense, artista e historiador, fue el primero en documentar las diferentes técnicas que emplea la naturaleza en el camuflaje. Pensó que la investigación seria muy valiosa para la sociedad en tiempos de guerra. Pero debido a su excéntrico carácter y a las criticas publicas por sus controvertidas teorías no llegaron a prosperar. No obstante Thayer defendió sus estudios hasta su muerte en 1921.

Hugh B. Cott zoólogo británico, ilustrador científico y fotógrafo, se convirtió en toda una autoridad en camuflaje natural y militar. Trabajo como experto para el ejercito británico durante la segunda guerra mundial. Escribió la obra de referencia “Adaptive Coloration in Animals” en 1940 muy popular entre los soldados.

investigación y documentación del camuflaje

Si bien estos tres hombres dieron grandes pasos en la investigación y documentación del camuflaje, fueron los franceses los primeros en llevarlo a la practica, en la segunda guerra mundial.

A finales del siglo XIX los soldados no solo no solo no se ocultaban del enemigo, sino que vestían túnicas en rojo brillante. Los tiradores vieron la necesidad de ocultarse del enemigo y empezaron a usar tonalidades mas discretas, pero fueron los soldados del ejercito británico en la India, los primeros que comenzaron a teñir sus uniformes blancos con té y curry, surgiendo así el caqui militar.

Todo cambio con el estallido de la Primera Guerra Mundial. Los franceses tenían que defender una franja de cientos de kilómetros de longitud y fueron los pioneros en crear las unidades de Camufleros. Reclutaron a más de tres mil personas entre artistas, pintores y decoradores, para que ayudaran a esconder la artillería en el campo de batalla y ocultar mejor a sus soldados. Una vía de escape también muy digna para los sensibles artistas, que encontraron en esta unidad como evadirse del frente.

No se puede hablar de la creación del camuflaje sin mencionar a su primo hermano “El Cubismo”. Este movimiento había nacido en Francia y tuvo su mayor apogeo entre 1907 y 1914 revolucionando el panorama artístico. Mientras los cubistas, buscaban descomponer las formas naturales y mostrarlas mediante figuras geométricas, que fragmentaban las lineas y superficies, los artistas del camuflaje pudieron crear una reproducción abstracta, de la naturaleza y aportar una visión creativa al campo de batalla. Fue la fusión más importante entre la guerra y la creatividad, el arte y la industria.

A medida que avanzaba la guerra y crecía la fascinación por el camuflaje, las técnicas fueron mejorando. Ya no solo pintaban a mano trajes con capucha, vehículos y armamento, comenzaron a crear decorados. Fabricaban en papel mache arboles, caballo y vacas, replicas huecas a escala real en las que esconder un tirador en su interior.

Mientras que la guerra continuaba en las trincheras, los buques británicos se enfrentaban a grandes problemas en el mar. En Abril de 1917 los submarinos alemanes hundieron 55 barcos en tan solo una semana. Si no hacían algo al respecto, los alemanes ganarían la guerra.

Muchos especialistas se pusieron manos a la obra. Abbott Thayer estaba entre ellos, propuso utilizar una sabana gigante para simular una nube o pintar en negro, gris y blanco para ser más difícil de ver. Sin ningún conocimiento naval y con su difícil carácter a la hora de transmitir sus extravagantes ideas, fue descartado y considerado un chiflado.

Quien si prospero fue Norman Wilkinson artista respetado y oficial naval. Wilkinson vio que ya que resultaba imposible ocultarlo, había que hacerlo difícil de alcanzar. Introdujo el concepto de la pintura deslumbrante. Pintaron en rayas atrevidas, dibujos tipo cubistas con formas geométricas en blanco y negro, para frustrar los calculos del enemigo en tamaño, distancia y velocidad de la nave. Se llamo “Proyecto Dazzle”. Resulto innovador y barato, más de 5000 barcos fueron pintados. Mientras que Thayer vio frustrados todos sus intentos de aportar ideas, Wilkinson fue aclamado como un héroe aunque su efectividad real nunca fue demostrada.

Proyecto Dazzle
Guernica

La reacción del arte fue el surrealismo. Los artistas distorsionaban y llevaban las formas al extremo mientras otra guerra se iba aproximando. Una que provocaría mas matanzas, esta vez desde el aire.

El bombardeo de Guernica el 26 de abril de 1937 fue un precedente de lo que estaría por llegar.

Al comienzo de la Segunda Guerra mundial las técnicas de camuflaje fueron revividas y expandidas. Se reclutaron a ingenieros, arquitectos y escenógrafos. Para ocultar y engañar al enemigo se construyeron ciudades falsas a gran escala.

Los australianos llegaron a conseguir grandes logros. William Dakin zoologo y científico fue el encargado de crear un equipo creativo de expertos, con grandes reservas por los militares, ya que en Australia el arte no se tomaba en serio. Entre los reclutados que aportaron sus habilidades se encontraba Frank Hinder, pintor y escultor incomprendido por su arte ultra moderno, gran referente en el mundo del camuflaje. Otro gran fichaje de este grupo seria Max Dupain, fotógrafo modernista que había conseguido su fama utilizando redes sobre mujeres desnudas. Esta técnica se implemento en escenarios de guerra. Difuminando los contornos y haciéndolos difíciles de interpretar. Llevaron a cabo grandes logros. Sin obtener un merecido reconocimiento por parte de los militares.

En 1942 en el suroeste del pacifico luchaban japoneses contra australianos. Las técnicas de camuflaje en Australia habían fracasado con los militares, debido a la solidaridad que les unía en el campo de batalla les resultaba paradójico pensar en el engaño como estrategia de guerra. Eso tuvo para ellos consecuencias catastróficas. Desde que en diciembre de 1941 el ataque de Pearl Harbour trasladara la guerra al norte de Australia, Dakin seguía sin ser tomado en serio, mando un buque a vapor con toneladas de equipo de camuflaje al norte, pero los japoneses llevaban meses planeando el ataque a Darwin y no se pudo evitar el ataque mas devastador sufrido por Australia.

Mientras los británicos llegaron incluso a fichar magos, los estadounidenses crearon una unidad de alto secreto llamada “El ejercito fantasma” (Las Tropas Especiales de la Sede 23), reclutando artistas y publicistas. Fueron maestros del engaño en confundir al enemigo, salvaron miles de vidas y nunca fueron descubiertos por el ejercito nazi. Entre sus innovadoras técnicas utilizadas estaban: Los muñecos inflables, tanques, piezas de artillería y otros vehículos. Destellos nocturnos, para imitar disparos. Efectos de sonido, para crear escenarios irreales. Mensajes ficticios, copiando el puño de otro operador. Parches falsos, cosían varios para suplantar a diferentes unidades. He incluso generales falsos. Su mayor éxito junto con los servicios de inteligencia seria “El desembarco de Normandia”. Aun así todavía tardarían un año en llegar hasta Berlin.

desembarco de Normandia

Fueron los italianos los pioneros en llevar los uniformes de camuflaje al campo de batalla. Industrializando su tejido. Pero los primeros en vestir a todos sus soldados serian los alemanes.

El fin de la Segunda Guerra Mundial tuvo consecuencias traumaticas en la conciencia europea. La vuelta de los artistas a la realidad, arrastraba el peso de seis años de masacre y eso se tradujo en nuevas formas de entenderlo he interpretarlo.

Andy Warhol camuflaje

El camuflaje paso a estar exclusivamente en manos de los militares y no seria hasta los años 60 en plena guerra fría, cuando los artistas volverían a reclamarlo para si. De la mano de grandes artistas como Alighiero Boetti o Andy Warhol el camuflaje vuelve a cobrar protagonismo en el arte. A partir de los años 90 el camuflaje gana protagonismo. Grandes diseñadores como Jean Paul Gaultier o Prabal Gurung visten a modelos de pasarela, normalizando su uso y hacercandolo a las calles, donde perdurara  hasta nuestros días.

Su evolución con la alta tecnología, es capaz de ocultar el calor del cuerpo humano de los sensores enemigos o incluso utilizar fibra óptica, para integrar un tejido en su entorno, buscando la invisibilidad.

Solo el futuro nos desvelara como serán capaces de combinarse ciencia, tecnología en colaboración con la naturaleza, para el desarrollo del camuflaje.